TEIMAS, fundada en 2008, es una compañía especializada en software para la cadena de valor del residuo y el impulso de la economía circular. Su objetivo es ayudar a las empresas en su avance hacia modelos de negocio más sostenibles mediante sus soluciones digitales: Teixo y Zero.

Teixo es un software dirigido a los profesionales especializados en gestión de residuos (encargados del traslado, almacenamiento y tratamiento de residuos peligrosos y no peligrosos). Esta herramienta online les permite reducir sensiblemente el coste y tiempo invertido en la gestión documental, cumplir con todas sus obligaciones legales, conectarse de forma automatizada con las plataformas de las comunidades autónomas y evitar posibles multas.

Por otra parte, Zero es una plataforma de gestión en la nube dirigida a grandes empresas que producen residuos en su actividad diaria. Con Zero se aseguran cumplir con la normativa vigente y consiguen agilizar la preparación de inspecciones, auditorías y memorias de sostenibilidad.

Hablamos con Cristina Vázquez, CEO de la compañía, sobre su reciente nombramiento, la evolución de la compañía durante sus 15 años de trayectoria y el impulso de la descarbonización desde la tecnología, entre otros asuntos.

Muchas gracias. Este nombramiento responde al compromiso de TEIMAS por seguir impulsando el crecimiento de la compañía, sin perder la esencia que nos caracteriza: nuestro firme compromiso para contribuir a la protección del medio ambiente a través del desarrollo de soluciones tecnológicamente rentables que ayuden a las empresas a optimizar la gestión de residuos en cualquier punto de la cadena.

Soy una enamorada de este proyecto y me alegra mucho que mis compañeros hayan confiado en mí para iniciar una nueva etapa. Se abre un escenario con muchos retos, que acojo con la máxima ilusión, tanto por el proyecto, como por el equipo que me acompaña.

Es cierto que la presencia de mujeres en puestos de alta dirección en España, especialmente en empresas del sector tecnológico, sigue siendo limitada. Considero que este nombramiento es el resultado de 13 años de trabajo y compromiso con un proyecto apasionante, en una empresa que asume la igualdad como uno de los ejes prioritarios de su cultura.

Animo a otras mujeres a perseguir sus metas profesionales en cualquier ámbito y a explorar las oportunidades del sector tecnológico. Se trata sin duda de un sector de enorme potencial, no solo a nivel laboral, capaz de combatir el impacto del cambio climático.

Cuando empezamos, hace 15 años, nos encontramos un sector muy opaco y poco digitalizado. Pero ha vivido un cambio enorme en la última década, profesionalizándose y tecnificándose a pasos de gigante.

Hoy en día más de 900 instalaciones gestoras de residuos y más de 20.000 puntos de producción de residuos usan nuestras sus soluciones software. Además, trabajamos con más de 30 multinacionales para impulsar modelos productivos más sostenibles.

Han sucedido muchas cosas y hemos tenido que adaptar nuestro equipo y nuestros productos. Lo único que no ha cambiado es nuestro enfoque: seguimos centrados en ayudar a las empresas a avanzar hacia modelos de negocio más sostenibles, desvinculando el crecimiento económico del consumo de recursos y reduciendo el impacto ambiental de las actividades industriales.

En relación a la evolución del sector, caminamos hacia una gestión más sostenible y eficiente donde la trazabilidad y el cumplimiento normativo han pasado a ser una prioridad. El impulso europeo y el crecimiento de la legislación han tenido mucho que ver. Pero también la propia profesionalización del sector, con nuevas tecnologías y tratamientos para una mejor clasificación y recuperación, así como la toma de conciencia de muchas corporaciones que comprenden que el residuo es un factor clave en su estrategia de sostenibilidad.

La economía circular es fundamental para abordar los retos globales en sostenibilidad, ya que busca reducir la generación de residuos y maximizar el uso de recursos. Los productos de TEIMAS se alinean con la Estrategia Española de Economía Circular, España Circular 2030, que promueve un modelo de producción y consumo sostenible, en consonancia con la Agenda 2030 y el Pacto Verde Europeo.

Reintegrar el residuo en la cadena productiva permite a las empresas cumplir con las normativas y avanzar en sus planes de descarbonización. Por otro lado, la digitalización es vital para el control, la trazabilidad y la optimización de recursos. Y, más allá de las exigencias regulatorias, las grandes corporaciones con las que colaboramos también consideran importante apostar por la sostenibilidad para crear reputación de marca y valor de negocio. Reintegrar el residuo en la cadena productiva permite, además, reducir costes. En este sentido, los gestores de residuos tienen un papel fundamental para poder cerrar el círculo.

Trabajamos con diversos sectores dentro de lo que llamamos la “cadena de valor del residuo”. Por un lado, trabajamos con gestores, agentes y negociantes de residuos y por otro lado con grandes empresas que generan un gran volumen de residuos como resultado de su actividad. Destaca especialmente el sector energético, el petrolero, telecomunicaciones, alimentación y construcción.

Como ejemplo de casos de éxito me gustaría mencionar a dos empresas: la primera, una prestigiosa compañía especializada en el diseño integral y en la gestión de soluciones técnicas para el sector residencial, hotelero y retail: Porcelanosa. Con nuestro software Zero ha digitalizado la gestión de sus residuos en el marco de su política de control y reducción de residuos en las líneas de producción.

La segunda es American Tower, líder en infraestructura pasiva para telecomunicaciones móviles. Con la ayuda de Zero, ha logrado reducir su impacto ambiental, garantizar la trazabilidad de sus datos de residuos y mejorar la presentación de evidencias durante las auditorías medioambientales.

La tecnología es fundamental para abordar el reto de la descarbonización y la transición ecológica. Mejora los flujos de información entre empresas y subcontratas, aumenta la productividad al eliminar tareas manuales mediante automatización, y facilita la medición, la toma de datos y la visualización gráfica de la información. De esta manera, aporta control, mejora del cumplimiento normativo y favorece la toma de decisiones estratégicas en sostenibilidad.

Trabajamos con empresas que ya cuentan con una mentalidad y cultura empresarial orientada hacia la sostenibilidad y la economía circular, por lo que los principales retos que solemos encontrar incluyen la adaptación de procesos internos, así como la capacitación de todas las personas involucradas en el mismo, desde proveedores a colaboradores externos.

Además, ayudar a las compañías a cumplir con las normativas ambientales y su adaptación a las cambiantes regulaciones en materia de residuos puede suponer un desafío adicional. Especialmente porque trabajamos con empresas muy pequeñas y muy locales, y también con empresas globales con centros productivos situados en múltiples países.

Por otra parte, gestionar eficazmente los datos de flujos de residuos puede resultar complejo, principalmente cuando se buscan soluciones integradas y sostenibles en todos los niveles de la cadena productiva.

Formar parte del clúster Viratec nos permite acceder a un entorno colaborativo donde podemos compartir experiencias y buenas prácticas en el ámbito ambiental y de economía circular con otros profesionales.

Estamos interesados en participar en proyectos que aporten conocimiento y que fomenten la economía circular, la digitalización y la reducción de residuos en las organizaciones, tanto en el ámbito nacional como en el internacional.