Entrevista David González TEN | Viratec

 

Tratamientos Ecológicos del Noroeste (TEN) es una empresa dedicada a la valorización de residuos orgánicos para la producción de suelos artificiales y compost.

Hoy hablamos con David González, director de TEN, sobre el origen y evolución de la empresa, sus proyectos en el ámbito de la sostenibilidad y cuál es la tendencia actual en el uso de fertilizantes orgánicos.

 

 

 

 

 

 

 

La mina de Touro cesó la extracción de cobre en el año 1986. Como consecuencia de esa paralización de la actividad sin haberse realizado previamente tareas de restauración, quedaron expuestas cortas y escombreras. Esto provocó un problema grave de contaminación por aguas ácidas en los ríos del entorno.

En la década de los 90, la Universidad de Santiago de Compostela (USC), principalmente el departamento de Edafología liderado por Felipe Macías, realizó investigaciones para el diseño de una tecnología que permitiese la recuperación de la calidad del agua de los ríos. El sistema más común para corregir acidez es añadir cal. Sin embargo, no existe suficiente cal para regenerar una superficie tan grande como Touro, por lo que las investigaciones versaron sobre qué materiales, y en concreto residuos, podrían valorizarse para obtener un suelo que corrigiese el drenaje ácido.

Esas investigaciones se especifican en el Plan de recuperación de los ríos del entorno de Touro, aprobado en 2002. Todos esos estudios e investigaciones se materializan en una iniciativa empresarial con el nacimiento de TEN en 2004.

TEN nace, como comenté antes, tras años de investigación con el objetivo de valorizar residuos fabricando suelos con correctores de drenaje ácida. Con el paso de los años, se ha diversificado la actividad a la fabricación de fertilizantes orgánicos, que tienen una gran demanda en los cultivos vitivinícolas en el sur de Galicia.

Iniciamos la actividad como un proyecto de I+D y hemos ido evolucionando hasta la actualidad, que contamos con Autorización Ambiental Integrada (AAI).

Podríamos diferenciar tres tipos de clientes: por una parte, las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) de las principales ciudades de Galicia; por otra parte, industrias conserveras y agroalimentarias, que cuentan con sistemas de depuración en sus procesos. Por último, industrias energéticas y celulosas, que generan energía mediante calderas de biomasa.

Pues lo vemos como un servicio a la sociedad, ya que por una parte valorizamos los lodos de EDAR atendiendo a más de dos millones de ciudadanos y, por otra, al sector industrial, ya que las principales industrias gallegas confían en TEN para la valorización de sus residuos. Sin duda es una gran responsabilidad.

La principal ventaja es que “hace suelo”, me explico. Los fertilizantes químicos nutren a la planta de materia muy intensa, pero erosionan alrededor. Los fertilizantes orgánicos realizan un aporte de nutrientes más lento, pero a su vez retinen agua y ayudan a crear un suelo fértil, que favorece al cultivo a largo plazo.

Es muy difícil competir con los fertilizantes químicos, que suelen venir en garrafas y son de sencilla aplicación. Por lo que las propiedades que deben aportar los fertilizantes orgánicos tienen que compensar la complejidad de su aplicación, ya que se necesitan medios tractores.

Cada vez crece más, y además notamos que los clientes repiten, lo que es importante para nosotros. Muchos de ellos apuestan por fórmulas mixtas de fertilizantes químicos y orgánicos para sus abonados.

Fue una iniciativa de los trabajadores. Pensaron que la mejor manera de mostrar lo bueno que es nuestro compost era cultivando nosotros mismos. Los cultivos se recogen diariamente y se ofrecen a todos los que formamos parte de la familia TEN (trabajadores, transportistas, auxiliares…).

Sin duda, en muy poco tiempo, se ha convertido en un referente en el sector medioambiental. Bajo mi punto de vista, es fundamental que las empresas del sector visibilicemos nuestra labor cara a la sociedad y, al mismo tiempo,  ayudemos a la Administración en su labor de lograr una economía circular.