Viratec, el Clúster Galego de Solucións Ambientais e Economía Circular, celebró esta mañana, en la Confederación Empresarial de Ourense, una jornada, bajo el título ‘Los retos de la cadena valor del sector textil’.

El encuentro comenzó con una entrevista a Alberto Egido, responsable de Medio ambiente y Circularidad de Moda Re-, de la mano de Rodrigo López, cofundador de Permae Ser, entidad asociada al clúster. En ella se abordaron algunos de los problemas y retos que afronta el sector, relacionados con el impacto ambiental y social, con el desarrollo sostenible de la industria textil y el marco normativo europeo.

Moda Re- se encarga del ciclo completo de la gestión de los residuos textiles,  desde  la recogida, preparación para a su reutilización, reciclaje, donación hasta la venta en sus tiendas. Respecto a la clasificación, Egido destacó que “clasificamos las piezas en tres líneas generales: reutilizables, es decir, que pueden ser usadas de nuevo; las que ya no tiene esa dignidad de ser usadas, pero puede ser recicladas; y el rechazo, la que se podía llevar al vertedero, pero con la que hacemos una valorización energética. En términos generales, cerca del 60 % se destina la reutilización, 30% el reciclaje, y el restante a la valoración energética”.

Respecto a los desafíos del sector, Egido destacó que “el primer reto está marcado por ley, antes del 31 diciembre de 2024 tiene que estar instaurado la recogida selectiva de los residuos textiles en el territorio nacional, y estamos muy lejos de eso. Hablamos de una ratio de un contenedor para 2.200 personas, mientras que en Francia está un contenedor para 1.440 personas. Y no solo eso, hay muchas zonas de sombras donde no hay recogida textil; el segundo reto es el SCRAP; y el tercero, a raíz del aprendizaje del SCRAP de Francia está el ecodiseño y su vinculación con la ecomodulación, que es que “las tasas e impuestos de las entidades productoras tienen que estar orientadas a quién mejor lo haga”.

En cuanto a las campañas de concienciación ambiental realizadas por la industria textil para fomentar la ‘moda lenta’, Alberto Egido indica que “hay que ser optimistas. Sí hay un cambio en los hábitos de consumo, principalmente en las personas menores de 25 años, ya que su primera opción de compra, dentro del 40 % de esas personas, es ropa, tecnología o complementos del hogar de segunda mano. ¿Por qué? Yo entiendo que porque tienen la parte ambiental más interiorizada, porque saben en el mundo que les va a tocar vivir, por lo que están realmente preocupados”.

A continuación, tuvo lugar una mesa redonda moderada por Eva Castro, directora de Proyectos y Operaciones en Alinea ODS, en la que participaron Rocío Martínez, consultora especializada en Transición Sostenible y Digital en masmoda.cool; Pablo García-Bodaño, CEO de Wim Studio; María Luz Jorge, coordinadora en Servicios Comerciales de Inserción Laboral; y Rosalía Noguerol, responsable de Materiales Avanzados de CETIM.

Los cuatro ponentes explicaron algunos de sus proyectos e iniciativas que llevan a cabo en sus entidades con el fin de reducir la huella de carbono. Bajo los diferentes puntos de vistas, ya que cada uno de ellos pertenece a un eslabón de la cadena de valor del ciclo, coincidían en la importancia de la trazabilidad de los productos y de la cooperación entre empresas para llevar a cabo proyectos sostenibles.

Esta jornada se enmarca dentro del programa Conversas de 10. Un proyecto del clúster que busca favorecer el conocimiento y la divulgación sobre economía circular y soluciones ambientales, con el fin de impulsar la transición de la economía hacia la sostenibilidad, en y desde Galicia. Cada edición de este evento se celebra en una localidad gallega, para acercarse así a las diferentes entidades socias y al sector ambiental de la comunidad.

Esta jornada del Ciclo de Conversas de 10 está disponible en nuestro canal de Youtube y se puede visualizar aquí.